Festival Eólica Gran Canaria 2011 (Crónica)

¿A quién se le ocurrio la brillante idea de “organizar” un concierto en el mismo sitio en el que se celebran pruebas del campeonato del mundo de Wind Surf? Viento, polvo, tierra, se acabó la cerveza, retrasos interminables, poca luz, las dos “pantallas-furgonas” de vídeo más bajas que el escenario y, por si fuera poco, policía secreta por un tubo… En cuanto a los conciertos: retrasos interminables, mala sonorización, nadie pudo probar sonido en todo el día por el viento (ya se sabe –o deberían saberlo–, que ventoleras y música son malas compañeras). Cuando llegué tocaban Mento, un grupo chicha de guitarras y voces hímnico-épicas muy a lo Bumbury, una especie de “Héroes del ceMento”. Por fin, y después de una larguísima espera, empezó El Guincho muy bien acompañado de un bajista y un guitarra encargados también de los coros y, tras una lucha encarnizada con los cables primero y con la mesa, el volumen y la reverberación después, consiguieron finalmente hacerse con la movida y sonar “bien” en los últimos temas. Entonces fue grande y su complejo y original laberinto de ritmos y melodías pop se hizo enorme, “Novias” y “Bombay” sonaron (casi) perfectas y fueron coreadas por la gente que se las sabía de carretilla, pero enseguida se acabó aunque con un último crescendo que quitaba el hipo. En cualquier caso, se hizo corto, quizás tuvieron que irse porque al bajista no le cabía ya más tierra en los ojos y o tocaba o se los restregaba a punto ya de sacárselos… Habrá que verlo en un concierto como Dios manda porque su directo tiene mucha energía y sonando bien debe ser espectacular, muy potente y alegre a la vez que bailongo. Mientras tanto, en el escenario de los Djs se daba la repetidera de la repetidera de la repetidera, el bucle eterno de la ya manida fórmula para brazos en alto y “¡a muerte chucho!”, con lo que cuando pasabas por allí parecía que siempre estuviera pinchando el mismo tío la misma música. Eso sí, la basca estaba privada y “bailando” sin tino. De Vetusta Morla –se acumulaba mucho retraso–, ni me entré, pasé por allí par de veces y su indie-rock (?) no me decía nada, eso sí, la peña coreaba las canciones a esperridos y se volvía loca con los móviles (?). Así que yo me fui tranquilito (o eso creía yo), a un lugar “recoleto” donde tuve mi segundo (!) –y ahora desagradable– “encuentro” con la changa y patética policía secreta canaria…, ¡es lo que hay! LLegaban Bomba Estéreo tras hora y media de espera, y eso: ¡BOMBA! Bestias, raciales y muy marchosos. Reggaetón, cumbia, algo de afro-beat, electrónica, psico-guitarra inflamada, drones (?) y, sobre todo, mucho techno salvaje, que alcanzó una de sus cimas en la versión pasada por El Caribe del “clásico” de Technotronic, “Pump Up the Jam”. Para terminar su set, Liliana-Bomba- Saumet, va y grita: “¡Y ahora todos a saltaaar!” y yo: “¡No, por favor, no, saltos no!, pero mi gozo en un pozo, la gente le hizo caso, la masa saltó al unísono y la nube de tierra y polvo subió desde el suelo para cubrirnos a todos por última vez (después de eso nos fuimos). Eran las cuatro y media de la mañana y todavía quedaba Carlos Jean y no sé qué más. Bueno, al menos disfruté de 4 o 5 temas de El Guincho y conocí y mantuve una agradable conversación con su padre (?), un tío cojonudo. Así que si alguno se quedó con magua de no haber ido anoche a Pozo Izquierdo que esté tranquilo, no se perdió nada, más bien al contrario. ¿Lo mejor de la noche?: sin duda el hueco que me hizo la gente de +0 y cía. en su guagua alquilada para volver, por fin y a las tantas y monas, a casita (es decir, ¡a la ducha!), ¡muchas gracias, colegas!

PD

Dado que, como es habitual, no hay material audiovisual del evento, y para no dejar esto sin música y más triste y solo que el mismísimo Eólica Gran Canaria 2011, permítanme una excepción en CSD para subir la nube sonora del “Pump Up the Jam” por Bomba Estéreo y un vídeo de El Guincho, por quien realmente fui yo anoche a Pozo Izquierdo: “Palmitos Park” de su Alegranza! (Discoteca Océano; 2007).

“Palmitos Park”

 Bomba Estereo — “Pump Up the Jam” (Technotronic cover)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Última hora, Escucha, Videos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Festival Eólica Gran Canaria 2011 (Crónica)

  1. Poparruchas dijo:

    Jejejeje… Ahora lo entiendo todo aunque ya me estaba imaginando por dónde iban los tiros. Ojalá haya pronto otro concierto de El Guincho por estos lares. ¿Alguien dijo WOMAD Redux?

  2. Misterioso objeto al mediodía dijo:

    Enhorabuena por la crónica y la voluntad para asistir al evento. La nota del C7 se queda corta con lo que explicas. Menos mal que están los comentarios para dar una idea más apropiada.
    Al hilo de la falta de previsión (o del desastre organizativo), precisamente anoche nos encontramos a un amigo que comentó que no iba a Eólica porque conocía a la productora y no se fiaba un pelo.
    Por cierto, en qué consistieron los encuentros con la “policía secreta”? Fueron de los que terminan con un “papelito” a tu nombre?

    • Muchas gracias. Sí, con “papelito”…, aunque más bien “pepelucho”, ya te contaré. Por ahí andaban pescando… tan fácil como hacerlo en una piscifactoría, ¡imagínate! no hacía falta ni engodo ni carnada ni casi anzuelo. Y eso que Rajoy no ha ganado todavía…

  3. Javier Díaz Reixa dijo:

    Ciudad sin discos, ya he colgado el enlace a tu blog en mi página en facebook, ahora falta que hagas una visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s