Christopher Owens

christopher-owens-here-we-go

Christopher Owens Lysandre [Fat Possum/Turnstile; 2013]

–Pues no le arriendo yo la ganancia a la “ruptura” de los Girls. Lysandre no me ha gustado, por más que contenga “Here We Go”, casi lo único que salvo. Creo que ya tengo mi “chasco” de 2013. Un regusto retro/hortera, tanta flauta y tanto saxo. El pesado leit motiv (puro Genesis, por cierto) repetido por todos los instrumentos se lo podía haber ahorrado, resulta ridículo y cansino. La verdad es que lo escuché con cascos ayer y me lo llevé hoy a mi primer pateo matutino de 2013, pero no… Tampoco es que sea malo, de hecho quizás arranque bien pero se desinfla como una sopladera entre cursilerías, horteradillas y folk pop; no, no me atrapó, hasta su preciosa voz termina por cansarme… ¡Qué pena…! Tras el fantástico y prometedor Father, Son & Holy Ghost de Girls, el tío ha cogido un camino que no me ha enrollado nada. “Je suis desolé”. Cada nuevo disco de Girls supuso un paso adelante y, en cierto modo, una innovación en su personal repaso a la historia del rock, quizás lo había agotado y temía empezar a repetirse. ¿Eran esos los giros y las innovaciones de las que hablabas?

“Here We Go”

–Tendré que esperar a sentar mi culo en casa y ponerme al día de las novedades para pronunciarme. Lo que sí es seguro es que después de esta “oda a la mierda” que has compartido, Lysandre pasará a la cola. Por supuesto me quedo con nuestro “wohuwoh u wo” del 31 a mediodía. Difícil de superar. Besos y espero que hasta muy pronto. Quizás para el “travesmonguer”.

–Ayer, con algo de resaca todavía, pensé que quizás no había elegido el mejor día para ese disco (pero es que estaba ansioso por escucharlo); hoy, en el paseo matutino, he confirmado mis primeras impresiones. Lo dicho, una pena.

–La curiosidad me ha podido y he finchado unos pocos segundos de 6 o 7 temas de Lysandre y…upsss…me ha dado muy buena pinta. Ya saben, una escucha “soslayenta”, en plan dedo nervioso, como cuando le pedíamos al de la tienda de discos que le diera algunos saltos a la aguja para tantear los vinilos. En ese plan pero escuchas aún más cortas. Ya les diré si esta primera impresión ha sido eso y al final termino de rematar la “oda a la mierda”.

–Escuchado así, hasta lo nuevo de La oreja de Van Gogh daría buena pinta. Y, además, cuántas mierdas de vinilos no nos llevamos por culpa de esos “trailers” de preescucha.

–¡Hola toletufos! Con tu cuestión final de “los giros y la innovación”, no sé si haces alusión al comentario que hice del adelanto de Phosphorescent. Si es así, es a eso a lo que me refería. Me ocurrió algo similar (en Austria) con el último de Iron & Wine, que por cierto también cargó de saxos un tanto “AÓRicos”, y así y todo consiguió seducirme. Es más, terminó embelesándome. No ha llegado a eso este Lysandre (de momento), pero desde luego sí ha sido una muy agradable sorpresa. Ya tiene ganada una cosa y es que el disco me resulta muy entretenido, me mantiene atento, no me aburre y además cada “novedad” que me tropiezo me produce una risilla la mar de agradable (lo digo también 121110-christopher-owens-01-1352563565por “Riviera Rock”). Por otro lado, logra algo que no debe ser fácil: sonar melancólico, cálido y reconfortante a la vez. Vale que quizás le sobren un par de soplíos de flauta pero no consiguen molestarme. Los apunto en el “haber” de las sonrisillas. No llega al punto pastoral irritante. Además en un par de ocasiones saxo y flauta comparten protagonismo con una armónica que suena estupendamente. Sí que “Here We Go” es preciosa, pero añadiría bastantes más a la lista de beneficiadas (alguna incluso por delante, como “Broken Heart”). Hay donde elegir entre tantas perlitas folk-pop-baladoso-pastoril, con cierto regusto a Harry Nilsson, por cierto. Otras están a medio camino entre Belle & Sebastian y She & Him, y a casi todas les encuentro ese sello que Christopher empezó a descubrir a partir del magnífico EP de los Girls, Broken Dreams Club, donde evidenció que en lo que hace cabe todo lo que le gusta. No sé qué rentabilidad podíamos vaticinar con la “ruptura” de los Girls, pero a mí me parece otro paso adelante. Todo esto quiere decir que no voy a ser yo quien remate esa “oda a la mierda”. Besos inmensos.

“Broken Heart”

–Ya lo he disfrutado suficientes veces y definitivamente me parece muy buen disco. La cuestión no es si suena mejor que los discos de Girls, aquí el tolete con el pelo en la cara ha pasado a otra etapa, suena más melancólico y, por momentos, un “pocuato” naif. Desde luego es bastante menos rockero que el último de Girls pero, todo hay que decirlo, el chaval cuando se pone en modo folkie y pop también lo borda. Estoy con Kurt en que se desinfla un poquito en los temas finales pero no lo cierra nada mal. ¡Fleje guapo, loco!

–Pues yo ya les digo que ni calvo ni tres pelucas. De momento, con las tres escuchas que le he dado me parece un agradable disco de pop, donde las flautas bucólico-pastoriles me han chirriado menos que esos saxos muy de tradición rocanrolera pero que suenan algo AÓRicos breakfast-in-americaoides andymackéyicos y me siento de repente como atrapado en una canción de Emilio Aragón (!); “New York City” me gustaría mucho más de lo que me gusta sin ellos.

“New York City”

–¡Cuánta razón tienes! Hay una versión de “Lysandre” interpretada cuando aún eran Girls en 2010 (?) que es infinitamente mejor que la de este disco (vid. aquí).

–Estoy contigo en que esos saxos suenan “breakfast-in-americaoides andymackéyicos”, pero es que los unos y los otros me (nos) gustan mucho. Pues mira que hay saxos AORosos en tropemil discos que me molan, desde el Greetings from L.A. de Tim Buckley hasta Excitable Boy de Warren Zevon.

–Ya, pero de algún modo en Supertramp y Roxy Music se fueron acoplando cómodamente. Aquí no me terminan de cuajar.

Lysandre Session

–Sí, ya lo sé, ya sé que está feo meterse a traición en el borrador de un diálogo y añadir algo no compartido previamente, pero no lo puedo evitar, y es que desde esa bañera de Las Vegas salen tres canciones que hacen imposible imaginar que este disco de Christopher Owens no sea una joya (cosas de los arreglos y las producciones).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Discos, Escucha, Videos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Christopher Owens

  1. Me uno a los decepcionados con este disco. Puede que esperara demasiado pero por ahora, en el par de escuchas que le he dado, no me parece a la altura de Girls. Así que nada, muy mal haber roto el grupo si no era para construir algo mejor.
    En general no tengo problema con los saxos y tampoco es que me rechinen demasiado en Lysandre, aunque también es verdad que no me parece que aporten un gran plus a las canciones.
    Ahora, lo que importa: ¿qué pasa con esa portada tan horrible? ¿No tiene amigos este chico, gente que le aconseje bien? Quizá por eso suena tan tristón el muchacho.
    Abrazos a todas las cabezas de la hidra sin discos!
    (JMHulme)

    • Bienvenido al club de los corazones decepcionados. Un drama el final de Girls, la verdad me lo temía… Y sí, lo de la portada es de traca. Si el Reverendo hubiera metido cuchara aquí, no sé lo que habría dicho.
      Un abrazo, JM, y ánimo con la próxima fase y los enfrentamientos directos 😉
      Kurt Wello

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s