Dumbo Gets Mad

Dumbo-Gets-Mad-Radical-Leap

Dumbo Gets Mad Quantum Leap [Bad Panda Records; 2013]

Bajo esta bonita y evocadora cubierta se presenta el sofomoro de los italianos afincados en Los Ángeles, Dumbo Gets Mad. En 2011, Poparruchas (vía Fantano), nos presentó a esta pareja formada por Andrea Scarfone (al bajo) y Lorenzo Rotteglia (a la batería), y eso se nota pues este es un disco de psicodelia montado sobre la sección rítmica. Tras un prometedor debut, Elephants at the Door,  que pronto se convirtió en uno de nuestros discos favoritos de aquel año, Quantum Leap es uno de esos segundos discos que nos ha dividido, aunque, por mi parte, confirman mis expectativas y mis deseos al cien por cien. Arranca con “Before Kiddos Bath” en modo mambo de Cinecittá llevado por un órgano de grupo de verbena de pueblo en el que a los músicos les hubieran echado “algo” en los cubatas, que los llevó al espacio sideral transmutados en unos Mothers of Invention. En “Indian Food” se van con descaro hacia los caminos de Yoshimi con un estribillo de churretes psicodélicos a lo Ariel Pink, en una deliciosa canción –una de las del año–, llena de cambios y requiebros. La sigue “American Day”  con un bajazo jazz-rockero y ritmos funk que se encamina hacia los mundos de Burt Bacharach en un groove de estribillo delicioso y de cierto regusto (disco) retro, y poniendo de relieve que el surco que abren bajo y batería es la estrella de este disco, junto al órgano y los sintes.

 “American Day”

“Radical Leap” es un temazo de pop llevado otra vez por el teclado y con coros y guitarra rockera. Quantum Leap es un  disco de grandes melodías pero que necesita de varias escuchas para superar una primera impresión caótica. “Future Sun” arranca con guitarras eléctricas muy rockeras para pasarse al funk y The Clash; mientras que en “Tahiti Hungry Jungle” irrumpe de repente una M.I.A. desbocada y condimentada con unos punteos a lo Frank Zappa (todo un ídolo en Italia). Un bajo setentero está presente, por lo demás, en todo el disco. En “Bam, Bam”, construyen una especie de italo-disco(pop) en forma de maravillosa horterada, a la que sigue “Cougars” más disco-funk ahora arrebatada por sintetizadores setenteros y cantada con gusto y descaro por Andrea; ahí van las dos:

 “Bam Bam”

 “Cougars”

“Soft” es una broma de 2 minutos en honor de Ray Manzarek, en la que nadie canta, claro, pues solo podría haberlo hecho el propio Jim Morrison (sin quererlo les salió un homenaje prematuro). En “The House of Love” encontramos más mambo-pop, más percusiones dislocadas y punteos electro-retro; Andrea y Lorenzo comparten aquí el protagonismo vocal y, de nuevo, vuelven la mirada hacia el pop ensoñador de los Lips. En “Maleducato”, para ir terminando, hacen un chiste con Sergio Leone/Nino Rota de fondo, en una suerte de fiesta romana en plan La Dolce Vita, que termina en un diálogo de peli que no identifico (queda para cinéfilos). El final se pierde un poco por terrenos más experimentales, algo carentes de gracia y que lo hacen terminar un poquillo aburrido. Una pena de cierre para uno de los discos más divertidos que he escuchado este año.

“Radical Leap” 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Discos, Escucha, Videos y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s