Iron & Wine

8220352f0c9cdea4811b58030e734884

Iron & Wine Ghost on Ghost [4AD; 2013]

Ghost on Ghost empieza justo donde acababa Kiss Each Other Clean en 2011, los dos discos que marcan el cambio de discográfica de Samuel Bean de Sub Pop a 4AD y el salto de su folk lánguido y desnudo al soft rock de rica producción, toques jazzísticos y arreglos florales. Y casi que por esa misma razón el disco me dejó frío tras su primera escucha –más de lo mismo, pensé–, pero el ciclo de Kiss Each… se ha repetido de nuevo, y después de tenerlo aparcado unos cuantos meses volví a Ghost on Ghost y terminé comprándolo (la ansiedad de estar en una ciudad con discos), y nos ha alegrado muchas mañanas de este verano. No es que Iron & Wine haya abandonado la música americana de raíces, en cierto modo esto sigue siendo folk en tanto que es música “tradicional”, solo que la tradición (las raíces) no las ha buscado en el pasado común de los Estados Unidos sino en el pasado personal de Sam Beam (?), que ha hurgado en el recuerdo de los sonidos del cuarto de estar de su casa en la infancia y la adolescencia. Aquellos discos que sonaban en su casa familiar y que no eran suyos, los discos de sus hermanas o hermanos mayores, discos prestados que entraban y salían de casa, portadas que tiene tatuadas en la memoria: Nilsson, Simon & Garfunkel (y sus carreras en solitario), Cat Stevens, CSN (juntos, en solitario y en todas sus combinaciones posibles), America y tantos otros, la música del final de los pantalones cortos: ¿pop?, ¿folk?, que más da, ¿no son en el fondo lo mismo?, ¿raíces?… Pero bueno, evidentemente no hablo por Sam Bean sino por mí mismo, en cualquier caso son esos los sentimientos que este disco me despierta…, y me gustan (y para mí fueron hermanas mayores).

“Joy” (vídeo oficial)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Discos, Videos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Iron & Wine

  1. Bendita tu capacidad de síntesis porque en pocas palabras has acertado la esencia del disco. A mí me parece una maravilla, una bellísima evolución del folk de raíces, algo muy de agradecer porque hasta los que amamos el género nos cansamos del “siempre-lo-mismo”. Parece que la capacidad de Sam beam para sorprendernos es infinita. Yo personalmente adoro los toques jazz de algunas canciones, Joy me parece una joyita, junto con Lover’s revolution.

    Un abrazo!!!

  2. Sin duda, un disco que nos ha conquistado y que todavía será medicina en este inicio del curso. Un placer verte por aquí de nuevo.
    Saludos,
    KW

    • Por cierto estuve en París en julio, pasé por delante del Olympia y me acordé de vosotros. Algún día tengo que ir a un concierto allí, jeje.

      Siempre es un placer pasarse por aquí.

      Más abrazos!!!

  3. Alexandra dijo:

    Voy a escribir una burrada, lo siento: me suena a Supertramp, pero no tan bien… Espero que el resto del albúm sea menos cursi que esta Joy…
    Un abrazo!

  4. Poparruchas dijo:

    ¡Jajajaja, Alexandra! ¡Yo estoy contigo!

  5. Pingback: (Lo que es) “La Lista” de CSD 2013 | ciudadsindiscos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s