Swans

swans-to-be-kind-artwork-1-500x500

 

Swans To Be Kind [Mute / Young God; 2014]

— Ya escuché hoy el de Swans. Seguro que tiene tantos matices o más que el de Sun Kil Moon, pero si me pongo a ello acabaré temiendo por mi salud mental, y no tengo el cerebro para estos trotes.

— ¿Salchichas Swans?

— Bueno, Poparruchas, no vas muy desencaminado. Me temo que la música de Swans está armada con toda esa intención, la de hurgar en el totizo de quien la compone y ya de paso de quien se acerca a ella. El misterio de esa trepanación es verdaderamente flipante. Cada vez que recupero el disco me cuesta varios días desengancharme. Cierto y verdad es que después de tremendo meneo puedo pasarme un tiempo más que considerable lejos de su embrujo. Solo hasta que vuelvo otra vez a alguno de sus trabajos anteriores y vuelta a empezar. Para el que tenga ganas o curiosidad de acercarse a este viaje alucinante/depurativo, aviso que To Be King es un disco más contenido, más crudo, místico y tal vez menos encabritado que The Seer. Si no has escuchado su anterior álbum, ni te has rozado nunca con su trabajo, las tres machangadas que he dicho te dejaran con cara de bufo. Vamos a ver, Swans es rock, con grandes dosis de experimentación, sonidos repetitivos y estructuras compositivas muy hipnóticas (para otros desquiciantes). Esto es lo que te diría en el balancín de Valselloquis con una cerveza calentuja en cada mano. Cualquier (otro) “enterao de la caja del agua” se demoñaría y eludiría estas referencias tan manidas pero seguro que por lo menos ahora te será más fácil decidir si te apetece acercarte, o tal vez volver a intentarlo, con una de las bandas más poderosas y brillantes de las últimas tres décadas.

— Que Michael Gira y sus secuaces sepan perdonarme. Entiendo todo lo que me dices y no negaré que, al igual que en The Seer, hay pasajes que puedo tolerar, pero para mí es demasiado meterme en un viaje sonoro de dos horas por su mente emboliada. Les alabo que no hayan cedido ni un ápice en la integridad de su música, pero es simplemente una cuestión de preferencias y hoy por hoy To Be Kind no es la catarsis musical que me apetece.

“A Little God in My Hands” (directo en Manchester Academy)

 

Esta entrada fue publicada en Discos, Escucha, Videos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Swans

  1. srhelvetica dijo:

    ¡Eh, que estamos ya casi en Agosto, y nos teneís aquí a pan y agua! Imagino que el maravilloso clima de esas ciudades (sin discos) no ayudará mucho a lo de plantarse delante del ordenador, pero algunos empezamos a sentirnos un poco huérfanos… 😉

    • Muy buenas, Sr. H:

      Han sido estos unos meses de mucho trasiego por estos lares y realmente se nos cae la cara de vergüenza de estar abasteciendo a nuestros seguidores a cuentagotas. A ver si durante nuestra panza de burro nos enmendamos…

      ¡Muchas gracias por seguir pendiente y feliz verano!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s