Owen Pallett

41002c78Owen Pallett In Conflict [Domino/Secret City Records; 2014]

Una de las sorpresas de este 2014 era, sin duda, el regreso de Owen Pallett tras aquel glorioso “debut” del canadiense en 2010 (antes había sacado dos LP’s bajo el seudónimo Final Fantasy). Cuatro años en los que si no lo hemos olvidado es por la grandeza de aquel Heartland que hemos seguido escuchando durante este largo barbecho. El nuevo álbum (y en el caso de Pallett el concepto y el término álbum son más que apropiados), se puede decir que parte de los mismos presupuestos que aquel. En In Conflict, desde el primer momento, se destaca ese violín dramático y loopeado marca de la casa, pero, inmediatamente, surge también un cierto toque de electrónica avantgarde: una mayor presencia de los sintetizadores y de la batería que quizás sean la novedad más destacable de esta nueva entrega (y en lo que es más que probable que la presencia de Brian Eno tenga mucho que ver). Pero, y sobre todo, está esa maravillosa voz que lo caracteriza, así como esa forma tan académicamente clásica (clasicista o manierista) de cantar que es su otro sello personal (para mí una de las mejores voces del panorama del pop actual). Muy pronto se percibe, también, que las letras de este disco son importantes y que Owen Pallett tiene cosas que contar, por lo que habrá que ponerse a ello… Muchos hablan de pop de cámara o de pop barroco, pero yo prefiero hablar de pop de cabaret o pop de entreguerras en la línea de la pareja Kurt Weill/Bertold Brecht, con ese difícil equilibrismo entre la decadencia y la melancolía a la búsqueda de la belleza, si bien es verdad que, por momentos, también resuenan los ecos de las Juliet Letters de Elvis Costello y el Brodsky Quartet (aunque quizás esa relación se deba a la influencia que sobre mí ejerce la bella Verona desde la que escribo), sobre todo por la concepción de la estructura de las canciones en las que resulta algo costoso distinguir estrofas de estribillos y que exige cierta dedicación por parte del oyente: no son, de ninguna manera, canciones que entren a la primera. Me resulta difícil destacar algunas, pero, sin duda, “In Conflict”, “On Path” y “Song For Five & Six” (todas seguiditas) son tres piedras preciosas; en “The Passions”, acompañado de un delicado piano me parece percibir ecos del Morrissey más melancólico; en “Infernal Fantasy” la presencia de Brian Eno consigue, casi, hacerme bailar; por último (por ahora), la sinfónica y casi épica “The Riverbed” pone el vello de punta (sobre todo acompañada del vídeo). En cualquier caso, me queda mucho que “trabajar” con este In Conflict, pero ello es lo que, al menos para mí, lo convierte en uno de los discos más importantes, interesante y, sobre todo, bellos de 2014.

“Song For Five & Six” (vídeo oficial)

“In Conflict” (directo en Londres) Owen loopeando su violín, pedalenado y cantando como los ángeles: medicina para el espíritu.

“The Riverbed” (un hermosísimo cortometraje a cargo de Eva Michon)

Anuncios
Publicado en Discos, Escucha, Videos | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Mogwai

mogwai-rave-tapesMogwai Rave Tapes [SubPop; 2014]

Tren Venezia, Santa Lucia – Verona, Porta Nuova (09-08-2014). Las 21:12 h. y empieza a anochecer, partimos de vuelta a casa tras una deliciosa jornada veneciana. Calor. El tren es un Regionale y no tiene aire acondicionado, no va petado pero sí lleno. No me importa demasiado, como canario los trenes me fascinan en cualquier circunstancia. Ventanilla, Galatea frente a mí. Será 1 hora y 27 minutos de viaje (una cinta de 90). A nuestra vera, al otro lado del pasillo, 4 japonesitas frente a frente (jijí jajá-jijí jajá), con esa risita tímida que las lleva a taparse la boca. Cada una con móviles y tabletas de última generación, un lío de cables y hasta cargadores (?), que hacen que mi iPod parezca una anticualla (casi un walkman). Hablan inglés entre ellas, por lo que pienso que habrán de ser de origen estadounidense, pues además su inglés es esa característica cantinela monótona de los yanquis (uuuuuuhhhhhhh…). Galatea pone cara de ¡OMG la que me espera! La pobre nunca ha podido soportar los auriculares. Doy vueltas a la rueda sin decidirme por nada en particular. Entonces me acuerdo del último de Mogwai y pienso que puede ser la elección perfecta para un viaje nocturno en tren. ¿Post-rock?, nunca he sabido qué coño significa eso… Los paisajes sonoros de los escoceses empiezan en seguida a surtir efecto, me dejo llevar y me envuelven. Me gustaría cerrar los ojos pero no puedo, nunca he podido cerrarlos salvo para dormir (me gusta mirar). Riffs potentes y punteos, teclados y sintes acolchados, y una batería machacona que, es una pena, se me antoja demasiado baja (¿será mi copia o mi iPod?). El reflejo de Galatea en el cristal me pica el ojo, me da besitos volados o me saca la lengua. Nos sonreímos. Dos japonesas se duermen, las otras dos comparten auriculares y un rídiculo paipai de Hello Kitty… (menos mal, lo digo por Galatea: se libra del uuuuuuhhhhhhh…). En Padova –ya Mogwai me han abducido–, se sube un joven con pinta de seminarista: gafas de pasta y paletas sobresalientes (o, al menos, notables), pero casi guapo: pelito corto con raya al medio y sandalias franciscanas, no esas tedescas tan funcionales, sino las de cuero y con hebillas (franciscanas, como digo). Se sienta al lado de Galatea. Camiseta de “Santiago 2012-Diocesi di Vicenza” (seguro que estudia teología, imagino). ¡Joder!, la camiseta tiene ya dos años y pienso que le tiene el mismo apego que un adolescente a la de la gira de Green Day… Miro la pantallita de mi iPod, 6 de 10, no he distinguido “canciones”, el disco va fluyendo como una único tema monótono como el inglés americano, y yo no capto por qué se llama Rave Tapes, ¿una broma? En Vicenza se bajan las 4 japonesitas (jijí-jajá, jijí-jajá) y el estudiante de teología y se acaban la Rave Tapes de Mogwai, todo a la vez. El álbum me ha parecido corto. Yo hubiera querido que no acabara nunca, como cuando era pequeño y volvíamos el domingo del campo (sin los deberes hechos) y deseabas que el trayecto de vuelta no acabara nunca e incluso te hacías el dormido a ver si había suerte y tu padre te subía en brazos a casa. Di vueltas nuevamente a la ruedita buscando la continuación, pero nada: ¿Pink Floyd? (Dark Side of the Moon o Wish You Were Here no servían, habría hecho falta el Ummagumma o el directo en Pompeia como mínimo; de Gong no tenía nada y King Crimson no apetecían, podía irme al magnífico Hardcore Will Never Die, But You Will del 2011 o repetir estas Rave Tapes. Pero ya estaba bien: se habían bajado las japonesitas (jijí-jajá), así que me saqué los auriculares y me dediqué de lleno a hacerle carantoñas a Galatea, pero “que si quieres arroz Catalina”…, así que lie dos cigarros para la llegada y saqué la moleskine para tomar estas notas. ¿Y de Mogwai, qué?, pues eso, que nunca he entendido lo del post-rock. ¿Ese post es temporal?, es decir, después del rock, ¿o es espacial?, es decir, más allá del rock. Ninguno de los dos me vale… Desde ahora, en cualquier caso, Mogwai serán trenes (y noche).

“The Lord Is Out od Control” (vídeo oficial)

Live, Bologna (30-03-2014)

 

Publicado en Directos, Discos, Videos | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Real Estate

real_estate_atlas_album-500x500Real Estate Atlas [Domino; 2014]

Hoy por hoy, si al igual que Isaac Davis/Woody Allen en Manhattan, me tumbase en el sofá, grabadora en mano, a enumerar una lista de cosas por las que merece la pena vivir, es muy probable que incluyera en ella el último disco de Real Estate. No era yo el mayor devoto de estos brooklynitas naturales de Nueva Jersey, pero el buen sabor de boca que me dejó el año pasado el guitarrista Matt Mondanile al frente de sus Ducktails con The Flower Lane hizo que me acercara con menos reservas a este tercer álbum tras la tibia reseña que KW le dedicó al anterior Days, trabajo que ciertamente carecía de lo que Atlas despliega: perfección pop y esa virtud tan poco común de transmitir que el pop tanto más perfecto es cuanto menos se complica la vida. Porque aunque ya hayan quedado atrás los aires lo-fi de sus inicios y todo esté mucho mejor mezclado, los referentes siguen siendo básicamente los mismos que ya apuntara el Mediano en su día: las guitarras hilvanadas de los Feelies post-Crazy Rhythms y la escena Paisley Underground de mediados de los 80 con Rain Parade a la cabeza. La única diferencia es que las canciones ahora les salen mucho más redondas y no dejan asomar las costuras. Es posible que algunos echen de menos la jovialidad de “Easy” y “Days”. Sí, Atlas es un disco más sosegado donde priman las melodías melancólicas, pero están elaboradas con tal belleza que a medida que el disco avanza las propias preocupaciones se alejan de la mano de cada compás, cada acorde y cada arpegio. La banda sonora ideal para, desde el balancín, recrearse en cómo las hojas recortan el azul inmaculado.

“Talking Backwards”

“Had to Hear”

Directo en KEXP (6 de marzo de 2014)

 

Publicado en Discos, Escucha, Videos | Etiquetado , , , , , , , , | 5 comentarios

Morrissey

morrissey-world-peace-is-none-of-your-business-1402955986Morrissey World Peace Is None of Your Business [Capitol/Harvest; 2014]

–Empezando con el nuevo de Morrissey y he de reconocer que arranca con un clásico marca de la casa: esas canciones grandiosas que, si bien ya estaban en los Smiths, se convierten en seña de identidad con “Everyday is Like Sunday”. A partir de ahí, Morrissey ha conseguido sacar himnos de esta categoría en cada disco sin repetirse (y eso es lo importante); recogió entonces el testigo de Bowie y lo ha perpetuado hasta hoy. La segunda, “Neil Cassidy Drops Dead”, no sé si es un homenaje o parodia (miraré la letra) a la Beat Generation con los “howl” de Allen Ginsberg convertidos en “crowls”…, potente y rockera. A continuación, “I’m not a Man”, y me pregunto si esta afirmación aparece en todos los discos del mancuniano desde aquel “I’m not the Man You Think I Am”, es como la frase morrisseyiana por excelencia (?). Delicioso el principio de guitarras acústicas (con ecos de Roddy Frame) de “Earth Is the Lonely Planet”, otra joyita que gira con descaro a los Smiths para meterse luego en arreglos de acordeón (?), y de nuevo las deliciosas guitarras acústicas y un desarrollo instrumental con una batería medio jazzrockera y una guitarra que quitan el hipo, para que vuelva a entrar la voz en plena forma y se deje acompañar de unos coros que elevan la canción a la gloria. ¡Otra joya del disco! (y del año, sin duda). El disco, por ahora, está mucho más cerca de You Are the Quary (2004) que del más fallido Years of Refusal (2009). La cosa sigue muy rockera y potente, pero yo tengo que corregir y se me va a quedar de fondo. No sé porqué me da que estoy oyendo uno de los grandes discos del año –y a Galatea le va a flipar, se me va a volver loquita y no va a parar de bailarlo en todo el verano–. Gigantesca y preciosa “Staircase at the University”, con toques de northernsoul, otro himno. Madurez sí, por supuesto, pero Morrissey regresa en plena forma a competir por el podio de 2014. Esto tiene pinta de obra maestra… ¡Dios mío, que no se desinfle! Un disco de guitarras y muy rockero, por ahora me encanta, pero ya se me quedó de fondo, qué voy a hacer… Anímense, es uno de los acontecimientos del año, ¿o no?

PS: Incluyo al Sonotone del Fraile (¡cómo no!). Creo que le va a gustar… Hoy por hoy, un concierto de Morrissey, donde sea, y las patas me dan en el culo… Habrá que pensarlo.

–Ños, Kurt Wello, me siento superhalagado de que me incluyeras en el mailing. Es como si la (ex)Reína Sofía me hubiera invitado a una reunión secreta del club Bilderberg. Solo te digo una cosa, eres muy persuasivo. Después de leer tu correo salgo con unas ganas brutales de escuchar el disco de Morrissey.

–Qué decirles… Yo lo he escuchado dos veces en lo que va de mañana y no me convence del todo. El veredicto en Mojo es que este es su mejor disco en 20 años, es decir, desde Vauxhall and I que se ha reeditado recientemente (¡a vender discos de Morrissey por partida doble en 2014!). A mí me parece una boutade quizás provocada por el hecho de que han transcurrido cinco años desde su disco anterior y hay muchas ganas de que este sea otro gran regreso. Yo, con el corazón en la mano, no lo veo mejor que You Are the Quarry. “World Peace…” pone el listón alto, desde luego, pero creo que en muy pocas ocasiones el disco vuelve a alcanzar las mismas cotas. Ciertamente, como canción potente, “Neil Cassidy Drops Dead” es la rockera del disco, pero no le amarra las botas a “Irish Blood, English Heart” de You Are The Quarry o, incluso, a “Something Is Squeezing My Soul” de Years of Refusal. Sí, “Staircase at the University” es otro de los diamantes del disco, con estribillo glorioso, hasta la sección instrumental final donde la caga con una guitarra española más propia de un disco de Manu Carrasco que otra cosa. De hecho, uno de los problemas de este disco son ciertos toques de exotismo (guitarras españolas, castañuelas y vientos mariachis) que me chirrían, quizás porque no estén adecuadamente producidos. En “Earth Is the Loneliest Planet” es donde mejor encaja ese toque flamencoide, ya ves. “The Bullfighter Dies” es la que a mí más me recuerda a los Smiths, aunque también hay algo del “I Like You” de YATQ. “Kiss Me a Lot” tiene un estribillo también resultón aunque con un requiebro a lo Manolo Escobar que me la jode. Las acústicas “Smiler with Knife” y “Mountjoy” no están mal pero ya están en la fase en la que el disco creo que decae. Resumiendo, Morrissey ha vuelto a hacer otro disco de Morrissey, algo que no se le puede echar en cara porque, por un lado, es lo que esperamos y queremos de él, y, por otro, porque siempre, al menos musicalmente, ha sido bastante conservador. Sea quien sea el productor, este siempre se amolda a su estilo y cualquier elemento “nuevo” que se introduce suele ser más un adorno que algo definitorio. Veredicto: para lo largos que tenía los dientes, algo decepcionante.

P.S. En cuanto a la asistencia a un concierto de Morrissey, yo creo que habría que hacer un frente común para que Isabel García Bolta, que siempre ha sido muy Aladdin Sane (sic.) lo traiga a Las Palmas.

–Pues el veredicto de Pitchfork ha sido 5.9 (?).

–Ya que sacan a relucir a Bowie, les diré que, con diferencia, prefiero su The Next Day, para mí más cerca de un Scary Monsters que este World Peace… de You Are The QuaryNota: Lo que se ha filtrado es la versión deluxe del disco. Tengan en cuenta que el álbum en sí es de la 1 a la 12, y el resto son 6 bonus (de guagua) tracks. Y la verdad es que, de ellos, por lo menos “One of Our Own”, “Drag the River” y “Julie in the Weeds” las intercambiaría por 3 de las canciones oficiales.

–De momento el disco de Moz: 5 zuecos, pero bueno acabo de descorchar la 2ª botella de vino…

–¡Joder, Sonotón! ¿Qué celebras?

–Que viva Moz y que soy alcohólico…

–Jajajajaja…, el índice de alcoholemia es directamente proporcional al número de zuecos. Yo, mañana sábado, pienso beberme una cuantas birras con Galatea a la salud de Moz (y de nuestro alcoholismo), Bueno, de hecho ahora me voy a abrir una (otra).

–¿”Días de vino y Moz”?

–“Staircase at the University”: She threw herself down and her head split three ways…¡Coño!, esta canción va de R. M. ¡Qué fuerte!

–Jajajaja…, “Love Story”: la Streisand con la boca ensangrentada y Ryan O’neil buscándole los piños por el suelo… “Endless Love”.

–Dice El Mediano que “Staircase at the University” le recuerda a Franco Battiato (y algo de razón lleva…).

–Se me está ocurriendo una idea para traer a Morrissey a nuestra Ciudad sin Discos puenteando a la concejala Isabel García-“soy muy de Aladdin Sane”-Bolta. Ahí va:

Ahora que hay nuevo Decano en la Facultad, podemos desviar fondos del Capítulo VI de los Presupuestos y traer a Morrissey al Guiniguada para la Orla de “Modernas” (nunca mejor traído…), dado que es la primera orla del Grado, creo que la ocasión (y todas las modernas) lo merece y el gasto podría estar más que justificado. La Vicedecana de Relaciones Internacionales podría comisionar al Sonotón (en tanto, especialista de reconocido prestigio en el mancuniano) para que, con cargo al Capítulo II de los presupuestos (viajes, hoteles, dietas, etc. –el “etc.” es lo importante–), se traslade a Londres para iniciar los contactos. El Reverendo (unas perrillas del Capítulo III), se llevaría una buena mordida con la cuestión de la cartelería. Y, cómo no, Poparruchas, lo subtitularía todo (hasta los peos de Morrissey) por otro buen pellizco con cargo al capítulo IV. Por último, con cargo a lo que nos salga de los cojones (ya estaríamos lanzados), cerraríamos “La Pastelería” para una cena fría al final del acto (esto en plan íntimo, solo para profesores enrollados y empresas colaboradoras del evento, ¡qué para eso nos lo hemos currado!). Por lo demás, tendríamos un titular perfecto para los medios cuando este pufo reventara: “¡EL CASO MÓOZ!”

PS: Los amigos que no hayan pillado cacho en este acto organizado por el nuevo Instituto Móoz no se preocupen, el equipo decanal estará los próximos 5 años y ya saben que aquí no dimite ni Dios (ni Móoz).

–Muy bueno, Kurt, el plan. Solo falta meter a Galatea. Podría ser la infanta Cristina del Instituto Móoz, que no se enteraba de las movidas pero… Ya me estoy imaginando su careo ante el juez.

–Yo ya me he emPALMAdo con la idea.

–Me van a disculpar la intromisión, pero en esta melopea mafiosa que se han sacado de la manga falta un buen camello. Confío en que el vicepresidente del instituto Móoz, que por cierto está invitado a los festejos que estos días celebramos en Chipiona para homenajear al exconcejal Manuel Farlop, me tenga en cuenta para la cochina empresa a mí y a todas mis zorras, deseosos todos de pillar cacho en esta mandanga. Quedamos a la espera de una respuesta y están invitados a una buena corrida para cerrar este reencuentro.

–¡Adjudicado!

–¿Entonces, los niños…, o sigo con Parquet Courts?

“World Peace In None Your Business” (Directo el 7 de mayo de 2014 en el City Nat’l Civic de San Jose)

“World Peace Is None Your Business” (vídeo no-oficial pero muy elocuente)

“Istanbul” (En directo 24-05-2014)

 

Publicado en Discos, Escucha, Videos | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Swans

swans-to-be-kind-artwork-1-500x500

 

Swans To Be Kind [Mute / Young God; 2014]

— Ya escuché hoy el de Swans. Seguro que tiene tantos matices o más que el de Sun Kil Moon, pero si me pongo a ello acabaré temiendo por mi salud mental, y no tengo el cerebro para estos trotes.

— ¿Salchichas Swans?

— Bueno, Poparruchas, no vas muy desencaminado. Me temo que la música de Swans está armada con toda esa intención, la de hurgar en el totizo de quien la compone y ya de paso de quien se acerca a ella. El misterio de esa trepanación es verdaderamente flipante. Cada vez que recupero el disco me cuesta varios días desengancharme. Cierto y verdad es que después de tremendo meneo puedo pasarme un tiempo más que considerable lejos de su embrujo. Solo hasta que vuelvo otra vez a alguno de sus trabajos anteriores y vuelta a empezar. Para el que tenga ganas o curiosidad de acercarse a este viaje alucinante/depurativo, aviso que To Be King es un disco más contenido, más crudo, místico y tal vez menos encabritado que The Seer. Si no has escuchado su anterior álbum, ni te has rozado nunca con su trabajo, las tres machangadas que he dicho te dejaran con cara de bufo. Vamos a ver, Swans es rock, con grandes dosis de experimentación, sonidos repetitivos y estructuras compositivas muy hipnóticas (para otros desquiciantes). Esto es lo que te diría en el balancín de Valselloquis con una cerveza calentuja en cada mano. Cualquier (otro) “enterao de la caja del agua” se demoñaría y eludiría estas referencias tan manidas pero seguro que por lo menos ahora te será más fácil decidir si te apetece acercarte, o tal vez volver a intentarlo, con una de las bandas más poderosas y brillantes de las últimas tres décadas.

— Que Michael Gira y sus secuaces sepan perdonarme. Entiendo todo lo que me dices y no negaré que, al igual que en The Seer, hay pasajes que puedo tolerar, pero para mí es demasiado meterme en un viaje sonoro de dos horas por su mente emboliada. Les alabo que no hayan cedido ni un ápice en la integridad de su música, pero es simplemente una cuestión de preferencias y hoy por hoy To Be Kind no es la catarsis musical que me apetece.

“A Little God in My Hands” (directo en Manchester Academy)

 

Publicado en Discos, Escucha, Videos | Etiquetado , , , , , , , , | 2 comentarios

GusGus

GusGus

GusGus Mexico [Kompakt; 2014]

¡Viva México! La impaciencia por escuchar el nuevo disco de GusGus me estaba consumiendo, y el hecho es que me ha revuelto el estómago de una forma extraña. Después de sus dos primeros discos Polydistorsion (Kjól & Anderson; 1995 / 4AD; 1997) y This Is Normal? (4AD; 1999) con una perfecta combinación de pop electrónico, trip hop y soul, cambiaron su estilo a una electrónica machacona, monótona y claustrofóbica, que me produjo un poco de rechazo al principio, porque habían dejado atrás algo que no volvería a suceder, pero su sensualidad hipnótica me volvió a atrapar con Attention (Underwater; 2002) y Forever (Pineapple Records; 2007). En 24/7 (Kompakt; 2009), mantuvieron el estilo, aunque más moderado en sus ritmos y excesivo en su duración, estirando como un chicle la misma melodía, a excepción de pequeños matices, otro cambio que me descuadró pero me que me cautivó. En Arabian Horse (Kompakt; 2011) y con la incorporación de una tercera voz (Högni Egilsson, líder de la banda Hjaltalín) que se suma a la de Daniel August y Urður Hákonardóttir, parece que la banda se completa y sacan otro buen disco, que entra desde el principio. Tanto rollo es para decir que GusGus ha combinado toda su discografía en este Mexico (Kompakt; 2014) con todo lo bueno y lo malo, pero como a mí me gusta todo, estoy muy satisfecho, como para no cansarme del disco en lo que pasan otros dos o tres años. La preciosa “This Is What You Get When You Mess with Love” y “God Application” podrían estar en su primer álbum y el resto repartidas por toda su discografía. Un disco maravilloso, pero creo que para este humilde fan.

“Crossfade”

Publicado en Discos, Escucha, Videos | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Playlist mayo / junio 2014

Publicado en Escucha | Etiquetado , , | Deja un comentario